Cuestión de actitud

Cuestión de actitud

En estos últimos años, hay un equipo de fútbol que me ha sorprendido por encima de todos: el Atlético de Madrid. Y eso que soy del RealMadrid. No me ha sorprendido por su juego o sus victorias (que también), sino por el espíritu y las ganas que le echan en cada partido.

Lo idóneo en el mundo del deporte es que el atleta o el equipo en cuestión dé el 110% cada vez que compite. ¿Os imagináis un partido en el que todos los miembros del equipo (incluidos los jugadores del banquillo y el equipo técnico) estén enchufadísimos los 90 minutos de partido? Yo sí me lo puedo imaginar. Lo vi el otro día en el enfrentamiento entre el Atleti y el Real Madrid. Y precisamente es éste el gran cambio que ha dado el Atleti. El Cholo ha conseguido transmitirle a sus jugadores la pasión que él mismo siente por los colores de su club. Y a día de hoy, dar con un entrenador que se sienta tan identificado con su equipo como es el caso de Simeone, no es tarea fácil. Ha conseguido implicar a todos y cada uno de sus jugadores. Juegan como equipo, a pesar de no tener a los mejores jugadores del mundo (o a lo mejor sí los tiene).

simeone10

Ésta pasión ha llevado al equipo a una de sus mejores etapas en la historia del club rojiblanco. Ésta pasión es la que quiero yo para todos mis compañeros de equipo. Y para todos los deportistas en general. Porque para lograr ganar al Real Madrid dos veces consecutivas, han tenido que sufrir lo que no está escrito. Y sin esa pasión, seguro que cualquier otro equipo habría tirado la toalla antes de empezar el partido. No os voy a engañar: disfruto viendo al Atleti dejándose la piel en el campo. Probablemente sea porque estoy poco acostumbrado a ver tanto sacrificio y entrega en el campo por parte de los jugadores. Parece que cuando Benzema se pega una carrera ya es motivo de portada en ciertos diarios deportivos. Y eso es vergonzoso. Luego le mete tres al Ajax y alardea con sus compañeros: “Ya os dije que estaba en buen estado de forma”. ¿?¿?¿?¿?

La conclusión que saco yo es la siguiente:

No puedes pretender llegar a cumplir tus objetivos sin esfuerzo, sacrificio, entrega, y sobre todo pasión. ¿Alguno de vosotros conoce a algún personaje con éxito que no le apasionase su trabajo? Steve Jobs, Albert Einstein, Henry Ford,… hasta el mismísimo Cristiano Ronaldo. Sin estos cuatro factores es imposible llegar a lo más alto. Ahora bien… ¿tú quieres llegar a lo más alto?

Cuestión de actitud

PD: este vídeo me ha parecido demasiado bueno como para no enseñároslo.

Un claro ejemplo de que todo es cuestión de actitud.

No Comments

Leave a Comment

line